Ajustar guitarra

¿QUÉ ES QUINTAR O ENTONAR LA GUITARRA?

Muy posiblemente los guitarristas hispanoparlantes habéis oído el término ¨quintar u octavar¨ la guitarra. El término correcto sería entonar la guitarra. 

Se ha extendido en nuestro gremio tanto como las “almóndigas y las toballas”.

Al calibrar la entonación de un instrumento, nuestro objetivo es conseguir la mejor afinación posible en todas y cada una de las posiciones en el diapasón.

Es decir, que si tenemos un diapasón en el mástil con 22 trastes y un instrumento de 6 cuerdas, serán 138 posiciones/notas que queremos tener afinadas lo mejor posible. Por desgracia las leyes de la física nos impiden la perfección en esta tarea.

Tenemos que comprender el siguiente concepto:  “La frecuencia a la que vibra cualquier objeto está determinada por la relación entre su masa y su tensión o rigidez”

Si en nuestra guitarra apretamos la clavija/afinador de una cuerda, le añadiremos tensión y por tanto aumentará la frecuencia de vibración. Del mismo modo que al presionar una cuerda en cualquier posición del mástil, no estamos más que disminuyendo masa a esta y una vez más, aumenta la frecuencia.

En una guitarra eléctrica, en el mejor de los casos, tenemos unos tornillos que mueven las selletas (elemento donde apoyan las cuerdas en el puente) hacia delante o hacia atrás.

Esto nos permite dar más o menos longitud a la parte de la cuerda que va a vibrar es decir, más o menos masa.

Esta operación repercute en la zona alta del mástil, es decir, desde el traste 7 hasta el último (22 en el ejemplo anterior)

Al quintar(entonar) un instrumento, los pasos más comunes a seguir serían:

 

  1. Afinar la cuerda a quintar(entonar) al aire.

  2. Comprobar la afinación de dicha cuerda en el 12º traste (ya sea con armónicos o pisada). Si en dicha posición la nota es demasiado aguda, deberemos mover la selleta alargando la cuerda, y al contrario, acortándola si la nota es demasiado grave.

  3. Es imprescindible volver a afinar la cuerda al aire para poder comprobar el resultado obtenido. De forma que repetiremos estos pasos hasta quintar(entonar) la cuerda.

Es necesario usar un afinador preciso, y si se tiene la opción, ponerlo en modo cromático. Para ello se suelen usar “afinadores estroboscópicos”

Además es importante indicar que todo este procedimiento se debe hacer en posición de tocar, nada de tumbar la guitarra en nuestra zona de trabajo. A esto le llaman “plays position”

Llegados a este punto y habiendo manipulado las selletas de todas las cuerda las veces que fuesen necesarias, tendríamos un instrumento qué con las cuerdas al aire afinadas tendrá sus octavas en el traste 12. Imagino que de aquí nos llega el término ¨octavar la guitarra¨.

¿Y que pasa con todas las demás posiciones?  ¿Todos los demás trastes?

Todo el resto de posiciones que son afectadas al manipular las selletas quedarán en una afinación dictada por el azar.

Por esto, lo más apropiado sería comprobar todas y cada una de las posiciones, y en base al resultado, decidir en consecuencia, para que todas estén lo más próximo a su afinación correcta, es decir, lo mínimo posible fuera de tono. Quintar(entonar) el instrumento es una tarea que requiere tiempo y práctica.

Aplicando este procedimiento de quintar(entonar) la guitarra tendremos un instrumento con la mejor entonación posible.

 

¿Qué elementos afectan a la entonación?

 

Os invito, para percibir mejor la sensibilidad de este paso en la calibración de un instrumento, a que con la ayuda de un afinador, presionéis con la mayor delicadeza posible el traste 12º de cualquier cuerda (alguno se sorprenderá lo fácil que es “dar la nota” 😋).

Sin quitar ojo al afinador aumentaremos la presión de nuestro dedo sobre esa cuerda y ese traste, y veréis que al fin y al cabo no estamos haciendo más que un sutil bending transversal al traste y que se pierde el tono sólo con la presión que ejercemos.

El estado de las cuerdas, más o menos usadas, su grosor, diseño, entorchado, material de fabricación (visita el artículo sobre “TIPOS DE CUERDAS” en la web), la altura de estas (lo que llamamos acción), la curvatura del mástil (relief), la altura de las pastillas/micrófonos o pickups, todo eso afectará en este proceso. Por eso es obligatorio, ocuparse de ella como último paso de la calibración general de un instrumento. Igual que volver a comprobarla después de haber hecho cualquier paso anterior.

Quiero puntualizar que lo que afecta a la entonación de la zona baja (del traste 1 al 6), es la altura de las cuerda en la cejilla o hueso. Pero lo más común es sacrificar esa mínima ¨imperfección¨ por la altura de cuerdas en cejilla más baja posible sin ruidos indeseables (trasteo) para mayor comodidad (tocabilidad)

Además, al quintar guitarras acústicas y/o clásicas, se tiene que trabajar en la selleta (sea de hueso o material sintético) independiente cada posición de cada cuerda, para que estas apoyen cada una en su punto mas idóneo.

Buena práctica a todos y un agradable aprendizaje. Hasta la próxima!

 

 

Deja un comentario

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad