Carlos Nebot, “trata de ser tu mejor versión”

Hablar de Carlos Nebot implica hablar de cantante, guitarrista, compositor, productor y amigo.

Mallorquín de nacimiento y afincado en Madrid desde 2016, son muchos los sitios donde se ha desarrollado musicalmente. Canarias, Madrid, Australia, Nueva Zelanda o Estados Unidos, son alguno de ellos.

Ha trabajado con artistas de la talla de Modern Talking, Manolo Tena, Javier Gurruchaga (Orquesta Mondragón), Nacho Campillo (Tam Tam Go!), Antonio Orozco, Melendi, Rafa Sánchez (La Unión), Javier Ojeda (Danza Invisible), Fernando López (Modestia Aparte), Miguel Costas (Siniestro Total), Dylan Ferro (Melón Diesel) o Lorena Gómez entre muchos otros.

En Madrid ha participado como corista de refuerzo en diferentes galas del programa de Antena 3 “La Voz”.

Los comienzos de Carlos Nebot en la música fueron a través de la invitación de su profesor de música del colegio a participar en un coro vocal.

En 1991 es cuando cae en sus manos su primera guitarra y comienza a estudiar con diferentes profesores Armonía Moderna, lenguaje musical, Armonía clásica, etc.

A los 17 años, empieza a trabajar como músico junto a Toni Brunet (guitarrista de Coque Malla, Miguel Ríos y Marlango entre muchos) en formato dúo por todo el panorama musical Mallorquín.

Ha trabajado en escenarios y formaciones muy dispares. Desde formaciones a dúo, tríos y cuartetos, hasta Big Band, y orquesta.

En 2014, crea su propio proyecto para ‘Big band’ “A Night to Remember” un show Pop, Ópera, Rock que le lleva a dar conciertos alrededor del mundo por teatros y cruceros de lujo.

Es una tarde de Septiembre y nos reunimos Carlos y yo para hablar de todo un poco.

¿Te consideras más cantante que guitarrista o viceversa?

¡Vaya pregunta!

Aunque puntualmente me considero más cantante que guitarrista, es cierto, que dependiendo de como debo defender el tema, me siento más guitarrista o cantante. Todo depende de cómo tenga que afrontar la canción, aunque ambas disciplinas siempre vayan de la mano.

Dentro de los múltiples estilos y disciplinas musicales que has trabajado, ¿Cuál consideras que fue un gran punto de inflexión para ti?

Sin lugar a dudas el ‘Soul’. Ese estilo me abrió muchísimo la forma de escuchar y sentir la música.

La conexión que conseguían los artistas de ‘Soul’ (principalmente cantantes) con la canción, me parece maravillosa y de gran riqueza musical tanto en lo rítmico como en lo melódico.

A través de ese estilo aprendí a conectar con las canciones a un nivel mucho más profundo.

Cuéntame un hábito diario que consideres indispensable para un músico.

Trabajar el ‘tempo’, el pulso, usar el metrónomo siempre. Ya sea cuando vayas a grabar, estudiar o dar un concierto.

Es muy importante ‘sentir’ internamente el tempo antes de que vayas a llevarlo a cabo. Eso te va a permitir jugar con toda la riqueza rítmica que te brinda la música, los acentos, los silencios, las pausas, etc.

La finalidad es conseguir fluir con él. Muchas veces cuando me voy a pasear, me pongo el metrónomo en los auriculares y trato de interiorizar el tempo con el que voy a trabajar.

¿Que valoras en un músico?

Debo ser consecuente con lo que he dicho antes y me gustaría elaborar un poco más mi respuesta.

Me gustan los músicos que tienen buen tempo, y que siempre hacen lo que necesita el tema para que suene mejor. Que aunque sean capaces de hacer muchas filigranas técnicas, lo hagan solamente porque es lo mejor para el tema. Que toquen lo justo y necesario, aunque sea algo muy simple, porque al contrario de lo que se piense, hacer algo simple muy bien, requiere de una técnica muy depurada.

Yo concibo la música como algo para compartir, tanto para el público que escucha, como para los músicos con los que se está trabajando.

Para mi es primordial que el músico sepa escuchar mientras toca y saber tomar las decisiones correctas a la hora de tocar. La canción siempre debe ser la protagonista por encima del músico.

Y por otro lado, el sonido. Que tengan un sonido propio y personal. Un sello de identidad que cuando los escuches tocar sepas identificar que es ‘ése’ músico en cuestión.

Podría nombrarte a muchos músicos que no son virtuosos en su instrumento, pero que los reconoces automáticamente por tener un sonido grandioso y muy bien trabajado.

Cuéntame una anécdota divertida.

Te pongo en situación.

Estábamos en un teatro hasta arriba de público. Éramos 4 cantantes en el escenario, vestidos de traje, súper elegantes y una orquesta entera detrás tocando un ‘intro’ muy solemne. Era el momento más épico del show.

En el tema anterior, un compañero había hecho algo muy gracioso, pero dada mi situación en el escenario, yo no me había enterado.

Justo un segundo antes de empezar a cantar, mi compañero (que había esperado pacientemente el momento justo para liármela) me cuenta al oido y solamente con un par de palabras lo que había ocurrido.

El resultado es que justamente un segundo antes, mientras ya estaba abriendo la boca para empezar a cantar, no puedo controlar el ataque de risa y mi lucha por articular palabras mientras se me saltan las lágrimas es algo que no olvidaré jamás.

Para mi gran alivio, si hay algo que he aprendido a lo largo de los años, es que al publico le encanta vivir momentos únicos cuando van a ver un espectáculo. Por eso no me extrañó ver sus sonrisas mientras yo luchaba entre lágrimas de risa contra la situación.

A día de hoy me sigo riendo por lo mal que lo pasé en el momento y lo divertido que es recordarlo.

Y ahora cuéntanos una anécdota mala o surrealista.

Aunque parezca increíble, no soy capaz de recordar una mala experiencia mientras estaba en un escenario.

Lo único que podría contar como una “mala” experiencia es algo que hoy en día me sigue haciendo gracia al recordarlo. Fue no hace mucho en un local de Madrid.

El escenario estaba ubicado debajo de unas escaleras y una persona del público que se había pasado con las copas, empezó a vomitar en la parte de arriba de la escalera. Al cabo de unos segundos, veía desde mi posición como iba goteando el vomito encima de uno de mis compañeros.

La parte graciosa viene porque el damnificado en cuestión me dijo: ‘me acaba de caer agua en la cabeza’, a lo que yo le respondí ‘no es agua, querido’.

¿Cuáles han sido tus referentes musicales?

¡Son tantos y tan distintos!

Han ido cambiando a lo largo del tiempo y lo siguen haciendo constantemente.

Cuando yo empecé a tocar quería ser ‘Satriani’ y a día de hoy es lo más opuesto a lo que yo aspiro como guitarrista.

Haber escuchado, analizado y estudiado a artistas clásicos como ‘Queen’, ‘Frank Sinatra’ o ‘The Beatles’, me aporta un mejor entendimiento para lo que a futuro vaya a tener que escuchar. En especial esto me ayuda a entender mucho mejor la música que se hace actualmente. Es importante conocer las raíces porque la música evoluciona constantemente y a una velocidad vertiginosa. Es importante escuchar mucha música y muy variada, porque al contrario de lo que mucha gente opine, hay muchos artistas que siguen haciendo muy buenas canciones. Solo hay que saber dónde buscar y dejar a un lado los prejuicios musicales.

Dime 3 discos de escucha obligada.

Kind of Blue” de ‘Miles Davis’ es uno de los discos que más he escuchado en mi vida.

Cada cierto tiempo siempre vuelvo a escucharlo y siempre descubro algo nuevo. Es una auténtica obra maestra.

Para mi ‘The Beatles’ es un grupo necesario a la hora de entender la música. Como no podría elegir solamente un disco, diría que es importante escuchar al menos, uno de los cientos de recopilatorios “Grandes éxitos” que tienen.

Y como tercero pienso que todo guitarrista debería escuchar algo de ‘Jimi Hendrix’.

¿ Tienes algún amplificador favorito o predilecto?

Diria que el Fender Blackface. Para mí estos amplificadores tienen unos agudos sedosos que no molestan y unos medios muy bonitos y equilibrados.

Si tuvieras que hacer un concierto y solo puedes llevarte un pedal de saturación para hacerlo todo, ¿Cuál sería el elegido?

Sin dudarlo el “King of Tone” (KOT) de ‘Analogman’, es la piedra angular de saturaciones en mi pedalera.

¿En qué andas trabajando actualmente?

Actualmente estoy trabajando en un proyecto bastante denso, que consiste en la creación de una colección de 5 discos para una ‘Playlist’ de Spotify.

El proyecto se llama “Cinematics Versions”.

Es un pequeño homenaje a la música cinematográfica a través de canciones Pop/Rock.Ya tengo un par de ellos publicados y actualmente estoy trabajando en el tercer disco.

Como las canciones tienen que ir saliendo semanalmente, me paso gran parte del día en el estudio grabando. Eso mantiene mi músculo creativo constantemente activado y en continuo aprendizaje.

Para el que desee escucharlos sólo tiene que ir a mi web: www.carlosnebotmusic.com

Son canciones ampliamente conocidas pero tratadas desde un enfoque distinto y muy personal.

Por otro lado también estoy trabajando en mi propio EP con temas totalmente originales junto al guitarrista y productor musical Borja Montenegro que verá la luz en el 2021.

¿Podrías dar algún consejo para cualquier persona que se quiera dedicar a esto?

Esto no viene de un día para otro, es un esfuerzo y un trabajo personal constante. Hay que intentar ser la mejor versión de uno mismo en cada momento. Y eso solo se consigue mediante la honestidad y la práctica constante.

Tienes que hacerlo porque tú quieres hacerlo, no porque alguien lo haga así.

De esta forma encuentras la verdadera inspiración y motivación. Cada cual tiene sus propias motivaciones personales y esas son las que mueven a uno a tocar y ha desarrollarse de una determinada manera.

Localiza tus puntos fuertes y trabaja para mejorarlos y optimizarlos al máximo.

Mejora tus carencias para que haya un equilibrio, pero en lo que seas bueno, trata siempre de ser tu mejor versión.

Sin comentarios, sé el primero en comentar.

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies